“Las poblaciones Ibéricas e Iberoamericanas en perspectiva histórica”, por María Norberta Amorín y Mario Boleda

Comentario en El Tribuno de Salta.

“Recientemente se presentó en Salta el libro llamado  “Las poblaciones ibéricas e iberoamericanas en perspectiva histórica”, escrito por la doctora en Historia María Norberta Amorín y el doctor en Demografía e Historia, Mario Boleda, ambos investigadores, la primera en Portugal y el segundo en Salta.
La demografía histórica, tal fue el carácter  de este libro, estudia las poblaciones con economías de autosuficiencia relacionadas directamente con la producción de alimentos, convivencia, viviendas, bienes, servicios y la necesidad deproducir inversiones tecnológicas para aumentar la productividad.
Este libro contiene muy buena y variada información sobre cuestiones históricas generales y socio-demográficas específicas de las poblaciones ibéricas e iberoamericanas o indoamericanas, antes y después del año 1492, con las dinámicas de las poblaciones, dentro y fuera de estos territorios, comparando también con la población mundial y su desarrollo especialmente a partir de 1950.
Desde la economía, en el marco de los festejos del Bicentenario y con los datos contenidos en el libro citado, me he permitido realizar algunas observaciones que pueden servir de marco en reflexiones y discusiones que aún no han sido resueltas.
Tanto los españoles como los portugueses, quizá, no quisieron liquidar culturas ya existentes como la de los Imperios Azteca o Inca, pero vinieron a buscar riquezas, e impusieron un sistema económico y político, recordemos que sus sistemas productivos necesitaban mucha mano de obra y hubiera sido un despropósito aniquilarla.
Hasta los años 1650, la producción en Iberoamérica estaba relacionada exclusivamente con la extracción de minerales. Descuidando en muchos casos la obtención de alimentos, la población decreció, agravada por la cantidad de muertes causadas por las enfermedades traídas de Europa como el cólera y las propias guerras de la época.
Earl Hamilton, que allá por 1934, entre sus estudios de Historia Económica con una investigación encuadrada dentro de lo que se conoce como “Historia confrontativa” -es decir que puede o no ser probada- determinó lo siguiente: “Que desde los años 1.500 a 1.650, aproximadamente, entraron a los puertos españoles más o menos 20.000 toneladas de oro refinado y de 30.000 a 35.000 toneladas de plata”, agregando los minerales extraídos en territorios pertenecientes a Portugal. Esto nos hace reflexionar sobre la importancia económica que significó América para Europa.
Recordemos que en esa época se inicia especialmente en Inglaterra y Holanda lo que hoy se conoce como la Revolución Industrial, generando excedentes de productos manufacturados que necesitaban vender, siendo España y Portugal los que inyectaron a esa economía abundante cantidad de dinero (oro y plata), ocasionando en algunos casos, hasta inflación, porque había más dinero para gastar que los bienes ofrecidos.
Algunos analistas entienden que este proceso fue nada más y nada menos, el que dio origen al sistema capitalista, por supuesto que falta demostrar empíricamente esta afirmación.

Otro tesoro también exportamos
Los cereales llevados de nuestro continente, ayudaron y mejoraron la alimentación de Europa, contribuyendo a laevolución demográfica.
Algunos autores al referirse a estos cultivos lo mencionan como el “tesoro agrícola”, especialmente el maíz, sumando otros aportes como la papa, el poroto, el cacao y el tomate.
Se llegó a decir que: “más beneficioso ha sido para España, la primera espiga de maíz que se ha traído de América para ser sembrada que todo el cerro Potosí”.

Demografía y economía
Recordemos que no hay demografía sin cifras ni estadísticas. Las Naciones Unidas (ONU) determinó que en el año 2000 la población en el mundo era de 6.070 millones de habitantes, China y la India aportaron el 38% del total,estimando que durante el año 2050 vivirán en nuestro planeta 8.900 millones de seres humanos, es decir aumentará casi un 50% en sólo 50 años, nos preguntamos cómo será nuestra educación, salud, alimentación, trabajo, justicia, vivienda, transporte, etcétera, incluso hasta la misma economía.
Además, la ONU estimó en un afiche (2001) que el producto bruto per cápita para 1998, fue de 19.069 dólares americanos en las regiones más desarrolladas del mundo y de apenas 3.243 en las regiones menos desarrolladas,estamos hablando de una relación de 6 a 1 entre regiones ricas y pobres.
Estos datos sacados de la demografía y la economía, nos demuestran que en el mundo ha fracasado la distribución de la riqueza a través del salario y de los subsidios; ¿podremos reemplazarlo por un método más equitativo?

Julio Moreno”

El Tribuno, 13/12/2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s