LA NACIÓN ENTRE NATURALEZA E HISTORIA. Sobre los modos de la crítica, por Gisela Catanzaro

Fondo de Cultura Económica, 2011

El par de palabras enfrentadas “naturaleza-historia” representa una parte fundamental de los lenguajes con los que las ciencias histórico-sociales han pensado y piensan la nación. Dicho par constituye una porción significativa del universo conceptual a través del cual se busca hacer inteligible el proceso de formación de las naciones y de las ideas de nación. La interrogación y la reflexión acerca de esos lenguajes disponibles para acceder al conocimiento de lo histórico-real, el entramado en el que tienen y tuvieron lugar diversos pensamientos acerca de la nación –antes que ese tema en tanto tal–, constituyen el problema central de este libro. En tal sentido, sostiene Gisela Catanzaro: “La formulación de muchas de nuestras preguntas (…) supone, en efecto, un privilegio de ese momento autorreflexivo en el cual el pensamiento es llamado a volver sobre sí mismo para pensarse, y a partir del cual la crítica se revela como el objeto primordial de la práctica reflexiva”.

La tarea crítica consiste en gran medida en problematizar al máximo los diversos conceptos de los que la ciencia social se vale. El de “nación” se encuentra, afirma la autora, especialmente “saturado de historicidad”. Lo que los nacionalismos evitan discutir al ponerlo en términos de verdades naturales, esenciales y eternas, la crítica debe historizarlo, pero siempre, valga la redundancia, críticamente. Una historización acrítica vale tanto como una naturalización absoluta.
Para pensar los problemas teóricos y políticos que plantea la dicotomía entre naturaleza e historia, Catanzaro propone lecturas en constelación de textos de Herder, Hegel, Lugones, Adorno, Benjamin y Martínez Estrada. Estas lecturas no buscan detectar influencias ni documentarlas, sino tomar a autores y textos como elementos de valor similar, que pueden ser ordenados de diversas maneras para ofrecer una figura legible.
El tema de La nación entre naturaleza e historia constituye a la vez su meta, y su nota sobresaliente es precisamente su maestría al ejercitar la autorreflexión.

Lea un fragmento:  

Introducción. La nación entre naturaleza e historia (92)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s