“Amores sacrílegos. Amancebamientos de clérigos en las diócesis del Tucumán y Buenos Aires. Siglos XVIII – XIX”, Mónica Ghirardi – Nora Siegrist

Mónica Ghirardi – Nora Siegrist , “Amores sacrílegos. Amancebamientos de clérigos en las diócesis del Tucumán y Buenos Aires. Siglos XVIII – XIX”, Buenos Aires, CIECS CONICET – UNC /CEA – UNC, 2012

Un sacerdote, un eclesiástico, era un ser especial, un elegido de Dios que debía actuar de acuerdo con la doctrina católica. Pero no siempre era así porque los clérigos también pecaban, con más frecuencia de lo que las autoridades dela Iglesia católica hubieran deseado. El pecado era mucho más grave cuando lo cometía un eclesiástico; mucho más grave cuando atentaba contra los fundamentos de la religión; mucho más grave cuando era público y notorio. Mucho más grave porque el sacerdote iba contra Dios, porque cometía sacrilegio. En no poca medida, la gravedad residía en que el sacerdote rechazaba la sacralidad, en que el sacerdote se “humanizaba”. Ya no estaba el ser especial y diferenciado, el intermediario de divinidad, ya no había ejemplaridad. Sobre todo, había desaparecido el líder dirigente que guiara a los fieles a la salvación: todo el programa disciplinador quedaba en suspenso, en entredicho; se había convertido en un mensaje hueco, vacío. Ésta era la manera en que era contemplado el pecado de un sacerdote por el discurso eclesiástico. Sin embargo, ¿era percibido de igual manera por la comunidad? ¿Repercutió en la forma en que el programa contrarreformista se difundió? ¿Cómo lo vivieron los sacerdotes, cómo actuaron? ¿Cómo respondieron las autoridades? ¿Qué consecuencias tuvo? Éstas y otras cuestiones son las que animan a leer y a adentrarse en el trabajo de las doctoras Mónica Ghirardi y Nora Siegrist, quienes se han centrado en una de las faltas más graves para las jerarquías eclesiásticas como eran las relaciones sexuales de los clérigos. Pero no lo han hecho por amor del escándalo ni de lo escabroso del tema. Lo han hecho por inquietud intelectual porque quieren explicar los fundamentos de la organización social de la época analizada.

(Extracto del Prólogo, Dr. Antonio Irigoyen López, Catedrático de la Universidad  de Murcia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s