Palabras de Frondizi para la reflexión política

Se recopilaron en cuatro volúmenes los discursos y mensajes del ex presidente argentino que gobernó entre 1958 y 1962. Aún hoy pueden generar inspiración política.

POR ALBINO GOMEZ en Revista Ñ

La Fundación Centro de Estudios Presidente Arturo Frondizi acaba de editar en cuatro tomos todos los mensajes, discursos o alocuciones breves del doctor Arturo Frondizi en ejercicio de la Presidencia de la Nación, desde el l° de mayo de 1958 hasta el 29 de marzo de 1962, fecha de su derrocamiento. La edición incluye en un anexo, otros textos complementarios, de interés programático, como los cuatro discursos que pronunciara en países vecinos después de ser electo el 23 de febrero de 1958. Una de las tantas virtudes de esta cuidadosa producción a cargo de la Fundación, es haber incorporado en el tomo IV un detallado índice temático de toda la obra, que permite de manera fácil y efectiva, encontrar y poder consultar tópicos o cuestiones específicas, abordados en las diferentes circunstancias de sus años de gobierno, con la utilidad enorme que ello representa para investigadores y periodistas, que no todas las editoriales suelen incorporar a ensayos y obras de carácter histórico.

El tomo I comienza con el mensaje leído ante la Asamblea Legislativa el l° de mayo de 1958, y cierra con el de Año Nuevo del 31 de diciembre de 1959. El segundo volumen termina con el discurso “La Argentina será una gran Nación”. El tomo III se inicia con un discurso sobre “Lo que no ha sido logrado y debemos alcanzar”, y cierra con “El plan nacional de energía” del 14 de marzo de 1962. Y el IV contiene el texto “Con todos los argentinos para todos los argentinos” del 15 de marzo de 1962, y el último: “No me suicidaré, no me iré del país, ni cederé”, del 27 de marzo de 1962, es decir dos días antes de su derrocamiento y prisión.

Hoy ya no se discute la categoría de estadista del presidente Arturo Frondizi, que propuso al país durante su histórica gestión, interrumpida por un irracional golpe de Estado, un proyecto que perseguía superar las falsas contradicciones que entonces dividían a los argentinos y encaminar las energías nacionales en una dirección de desarrollo pleno, tanto en lo que hacía a la base geográfica y productiva como a la incorporación de tecnología, para favorecer las expresiones del genio y creatividad nacionales. Para ello contó con el respaldo de su partido y el aporte de lo que se conoció como “la usina”, o sea el equipo de jóvenes dirigido por Rogelio Frigerio, que elaboraba las acciones específicas para resolver los previamente identificados “problemas nacionales”, que requerían soluciones imaginativas, y una plataforma de creciente solidez y sostenimiento, de un programa nacional para los veinte millones de argentinos que entonces poblábamos el país.

En su discurso inaugural del 1° de mayo de 1958, Frondizi señaló que era menester lograr el “reencuentro de los argentinos”, fijó las “bases políticas del desarrollo nacional”, conceptualizó la importancia del “estado de derecho”, destacó como centro de la acción “al hombre como ser sagrado”, y apuntó a que el gobierno se nutriera de “federalismo y vida municipal”. Para todo ello, el Presidente planteaba la necesidad de ordenar y hacer eficiente el gasto público, asumir el problema de la balanza de pagos, poner en el centro de la cuestión el problema inflacionario que sería atacado con los planes de desarrollo y una política monetaria y fiscal muy estricta. También aseguraba que para poner en marcha tan interesante programa debía haber un “clima de tranquilidad, seguridad y estabilidad”. Y puntualizaba que era esencial el establecimiento “del orden jurídico y de una justicia independiente”. Más la existencia de “programas de largo alcance”, porque “la inestabilidad y los cambios de orientación oficial desalentaban a los hombres de empresa”. Para redondear el tema, puntualizaba que si no podía haber previsión tampoco habría inversión. Y que sin inversiones productivas y realizadoras, el sistema económico languidecía y declinaba el bienestar de la población. También señalaba el Presidente que debían proponerse “objetivos realizables” y no “aventuras teóricas”, para dar soluciones concretas a problemas concretos”, sin ejercer desde el Poder Ejecutivo atribuciones económicas “arbitrariamente”.

Claro está que estos cuatro tomos no pretenden ser hoy un manual de acción política ni un plan vigente, pues han pasado cincuenta años desde que fue derrocado el gobierno desarrollista, aunque muchas reflexiones y planteamientos contenidos en estas páginas, aún pueden inspirar acciones generosas y propuestas de largo plazo. No podemos describir aquí todo el contenido y la temática de los discursos, porque abarcan todos los problemas nacionales e incluso los internacionales de aquella época, pero más allá del tiempo transcurrido, como ya dijimos, o a pesar de ello, podrá sorprender cómo en muchos campos seguimos aún sin resolver problemas ya planteados con claridad meridiana cincuenta años atrás, lo que muestra el grado de frustración y paralización que ha sufrido nuestro país por los graves errores cometidos.

En definitiva, destacamos que esta obra trata del pensamiento y la acción de quien fuera un presidente que trabajó con la obsesión y la angustia de lo impostergable, por la unidad nacional, la reconciliación de los argentinos, la comprensión entre los pueblos, la inserción de la Argentina en el mundo, el desarrollo pleno y justo de las fuerzas productivas, por generar confianza en el Estado, en el porvenir, por retener a los argentinos y sumarlos con entusiasmo en el proyecto común de su grandeza espiritual y material, y por atraer a todos los hombres y mujeres de buena voluntad que quisieran venir a participar de este noble e insoslayable desafío.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s