Reediciones de Carlos Santiago Nino

por POR DIANA MAFFIA en Revista Ñ

A 20 años del fallecimiento de Carlos Santiago Nino, se han publicado dos libros suyos de gran actualidad que iluminan la trastienda intelectual de nuestra historia reciente.

En primer lugar, Ocho lecciones sobre ética y derecho , que recoge las clases dictadas durante el Curso de Postgrado en Filosofía Analítica, una maestría desarrollada durante 1982 y 1983 en la Sociedad Argentina de Análisis Filosófico (SADAF). Bajo el cuidado de Marcelo Alegre, las clases fueron reordenadas y mantienen su interpelación y su vigencia, pero tres décadas después sorprenden por la circunstancia de estar pensando aspectos de filosofía y fundamentación del derecho al mismo tiempo que se precipitaban hechos políticos que urgían a aplicar esas herramientas para su comprensión, pero sobre todo para comprometerse con los cambios necesarios hacia la recuperación democrática.

SADAF fue uno de los espacios de la “Universidad de las Catacumbas”, donde se mantuvo vivo el estudio riguroso, el diálogo racional y la crítica que faltaba en las universidades cerradas y diezmadas ya por la dictadura del 66 y su “Noche de los bastones largos”, seguido por el oprobioso período final del peronismo y la intervención Ivanissevich/ Ottalagano, y culminado con la dictadura genocida del 76. En ese panorama sombrío, quienes allí nos formamos tuvimos el privilegio de asistir a la sólida planificación de las reformas necesarias tanto en los ámbitos académicos (hubo gran incidencia sobre los planes de estudio de las carreras de Derecho y de Filosofía en la UBA) como en la vida pública, ya que buena parte de nuestros maestros se comprometieron con el proyecto político alfonsinista.

En estas lecciones se discutía el valor de la libertad y la autonomía, la necesidad de una fundamentación ética del derecho que a la vez no fuera dogmática (para Nino, una posición “constructivista”), los límites de la juridicidad, el valor de la igualdad, la justificación del castigo penal. Es muy impactante la clase 7 donde se discute la relación entre el derecho y la moral, a una semana de que los militares dictaran una ley de autoamnistía que Italo Luder (PJ) se comprometió a respetar si ganaba la elección. Es conocido el rechazo del alfonsinismo a esta ley, pero es menos conocido el debate filosófico y jurídico que lo precedió y que constituyó su justificación. También impresiona la clase 8 sobre la justificación de la pena. Carlos Nino había hecho su tesis doctoral en Oxford proponiendo una teoría consensual de la pena, incluyendo aspectos retribucionistas y utilitaristas. El castigo no se concebía como meramente retribucionista sino como garantía del orden social hacia el futuro. Este criterio se aplicó poco después en el histórico juicio a las Juntas Militares.

El segundo libro, Una teoría de la justicia para la democracia , recoge artículos inéditos o publicados en inglés en diversas compilaciones, y presenta las piezas de un sistema de pensamiento riguroso en permanente diálogo con las necesidades sociales, una postura filosófica sobre el derecho anclada en una profunda convicción en la democracia deliberativa como sistema de legitimación de los actos de gobierno y de la aplicabilidad de las leyes.

Además de su dedicación a la docencia y la investigación, llegada la democracia, Carlos Nino asumió la dirección del Consejo Nacional para la Consolidación de la Democracia, organismo destinado a pensar políticas de largo plazo, que convocó a diálogos plurales y abiertos y documentó proyectos valiosos como uno transcripto por primera vez en este libro: un proyecto de reforma de la Constitución Nacional, resultado de poner en práctica su ideal de democracia deliberativa.

Los diversos capítulos abordan de modo riguroso temas que todavía hoy constituyen un desafío para pensar las libertades personales en un sistema social: el consumo de drogas, el aborto, la eutanasia, la objeción de conciencia. Y otros que muestran el modo robusto en que Carlos Nino consideraba las condiciones éticas y jurídicas indispensables para una democracia: la Constitución, el derecho penal, los derechos sociales, los conflictos de derechos, la igualdad, las contribuciones impositivas, todo discutido de modo profundo, sin eludir argumentos contrarios sino evaluándolos y superándolos.

En esta recuperación de artículos participaron muchos de los discípulos y discípulas de Nino, quienes en las responsabilidades que fueron asumiendo en sus vidas profesionales siguen (seguimos) rindiendo tributo silencioso a ese hombre que se fue tan joven, que nos trataba como iguales y nos exigía de igual manera, que no hacía concesiones en el pensamiento y que era completamente coherente en sus acciones privadas y públicas con los valores que sostenía en el discurso, que tenía una dedicación incansable al trabajo y a la vez lo disfrutaba con humor jovial y siempre abierto al diálogo. Carlos Nino ya no está con nosotros, pero nos hemos propuesto honrarlo como merece: siguiendo su ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s